Aigüestortes
11 jun 2012 0 comentarios Lídia Penelo

Una excursión al Parque Nacional de Aigüestortes

Una de las maneras de entrar al Parque Nacional de Aigüestortes, en Lleida, es por la Val de Ruda. Se trata del único Parque Nacional de Catalunya, y ofrece un paisaje de alta montaña, con un impresionante relieve de cimas que llegan hasta los 3.000 metros de altura, una gran riqueza de fauna  y flora, pero como su nombre indica, la protagonista de Aigüestortes es el agua, presente con casi 200 lagos y decenas de arroyos.

Uno de los ríos de Aigüestortes

En la Val de Ruda, de origen glaciar, encontraréis nieve medio derretida hasta el mes de junio, y este precisamente es el punto elegido para ir al pequeño refugio de Saboredo a 2.310 metros de altura y situado junto al lago de Baish, y también cerca del Estany de Sant Maurici. El valle se va cerrando a medida que empezamos a subir,  y el camino, lo suficientemente ancho y marcado, se pierde entre bosques de pinos negros que siguen un río, que buena parte de la año se esconde bajo la nieve.

A medida que avanzamos, la vista y el valle se vuelven a abrir, ofreciendo una imagen espectacular del pico de Ratèra y los picos de Gerber, entre otros. Depende del mes de la visita, el paisaje puede estar nevado, y quizás todavía puede ver a lo lejos algún esquiador de alta montaña.Cuando la excursión toca techo, uno de los atractivos del paisaje es observar el deshielo de los lagos.

El lago Negro

El punto y final de esta salida es el refugio de Saboredo, unas instalaciones acogedoras y bien equipadas (con literas, colchones, mantas, agua, luz y cocina, material de socorro y radio de emergencia …) en la cabecera de la Val de Ruda. El refugio, gestionado por Federación de Entidades Excursionistas de Catalunya queda bastante integrado en el entorno y no rompe la pureza del paisaje. Para acceder a este refugio privilegiado, desde otro punto podemos pasar por  la pista de Salardú, a pie tardaremos 4h 30 ‘, o por el puerto de la Bonaigua.

La puerta de entrada para conocer el parque ha sido la Vall de Ruda, pero hay otras excursiones para descubrir el parque como el Camino de los Enamorados, la Roca de la Quemada, o el paseo en el lago de Sant Maurici. Todas ellas permiten observar fenómenos glaciales que hacen singular el Parque Nacional de Aigüestortes como los valles en forma de U, y los lagos naturales, los prados alpinos, y los bosques de abetos.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.