hostalets
18 dic 2012 0 comentarios Redacció

Turismo invernal en la Vall d’en Bas

El turismo invernal se relaciona con la nieve y el esquí, pero Catalunya esconde hermosos lugares que representan una seria alternativa vacacional, como la Vall d’en Bas, en la comarca de La Garrotxa.

Los campos de cultivo de cereales, como el maíz, la patata, la avena o la cebada, colorean la planicie del valle, mientras que los bosques de encinas, hayas y robles abrigan las colinas que rodean el paisaje, coronado por el Puigsacalm, un macizo de 1.515 metros de altura desde el que se contemplan unas espectaculares vistas panorámicas de gran parte de Catalunya.

Macizo del Puigsacalm.

Los amantes del senderismo disponen de 12 rutas que se pueden realizar a pie o en BTT y que transcurren por paisajes singulares, en su mayoría aptos para todos los públicos, entre las que destacan las que llegan al Salto del Roure y al Salto del Sallent, dos hermosas cascadas, perdidas en mitad del Valle, ideales para desconectar del ruido de la ciudad.

Otra manera de recorrer los municipios de la Vall d’en Bas es subirse a bordo del tren turístico que sale desde Els Hostalets d’en Bas y que se puede alquilar para grupos y que permite personalizar los itinerarios.

La agricultura y la ganadería son dos importantes motores económicos de la Vall d’en Bas

A lo largo de los 90 km² de extensión del Valle se extienden ermitas románicas de importante valor y dos poblaciones catalogadas como conjunto histórico-artístico, la vila del Mallol, en la que se debe visitar la casa del Veguer y la prisión medieval, y Hostalets d’en Bas, cuyos balcones de madera, coloreados por centenares de geranios, han sido inmortalizados por numerosos pintores y fotógrafos.

En Joanetes se organiza cada Navidad un Pesebre Viviente en el que participan más de cuatrocientas personas que rememoran más de cincuenta escenas propias del Advenimiento. La estrella iluminada que corona el Belén, situada en la cima del despeñadero de Santa Magdalena, está inscrita en el libro Guiness de los Records como la más grande del mundo.

Uno de los principales atractivos de la Vall d’en Bas reside en su cocina, agrupada bajo la denominación ‘Cuina Remença‘, iniciativa a la que se han sumado todos los restaurantes y casas rurales del término municipal y que aporta recetas sencillas elaboradas utilizando los productos de la zona, con un enorme respeto por la tierra. Con esta apuesta se pretende mantener el carácter agrícola y rural del valle y aprovechar los alimentos que ofrece una de las tierras más fértiles de toda Catalunya.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.