DSC03012_738x246
24 jun 2012 0 comentarios Lídia Penelo

Talasoterapia, el mar fuente de salud

Bañarse en el mar es una tradición milenaria muy ligada a los orígenes de la medicina y la estética. Hipócrates, considerado como el padre de la medicina moderna afirmó que “el mar cura las enfermedades del hombre”, y son muchos los científicos que han demostrado que el agua, la brisa, la arena y las algas  benefician nuestra salud.

Fenicios, griegos y romanos enseñaron a aprovechar estos recursos y sacar el máximo partido del oxígeno, el hidrógeno, el nitrógeno, el cloro, el fósforo y el yodo que contiene el mar. Las termas de Caracalla, con capacidad para unas 3.000 personas, son un buen ejemplo del tipo de instalaciones que crearon para la curación, la relajación y la higiene del cuerpo.

Piscina dedicada a la talasoterapia en el Hotel Méridien Ra Beach

Las sales marinas en suspensión, como el sodio o el cloro, junto con los minerales como el yodo (presente en algas y muy deficitario en los hombres), benefician al organismo al entrar en contacto con la epidermis. Pero también hay diferencias entre las diversas aguas marinas. La temperatura, la mineralización, la acción de las mareas, las corrientes submarinas, y la influencia solar son algunos de los factores que, sin hacer las mejores o peores, las hacen más adecuadas para un tipo de tratamiento o un otro.

Dos espacios para mimarse

Uno de los centros donde se ofrecen unos tratamientos de talasoterapia más exclusivos de Catalunya es en el spa del hotel Ra Beach Le Meridien, en El Vendrell, en la playa de Sant Salvador, donde a unos kilómetros de la orilla del mar hay una colonia de algas que propicia que incrementa el nivel de yodo del agua. Estas algas conocidas como las algas de la juventud hacen que los tratamientos que las utilizan sean muy beneficiosos y revitalizantes.

El Explore Spa del Hotel Le Méridien Ra Beach 

El Explore Spa by Le Méridien es un spa con una amplia variedad de terapias inspiradas en diferentes culturas y donde uno de los pilares esenciales es la talasoterapia. Bañeras en las que se pratican masajes subacuáticos o fangos terapéuticos son sólo algunos de los tratamientos disponibles.

En la comarca del Maresme, El Hotel Colón en Caldes d’Estrac, municipio también conocido como Caldetes, es uno de los espacios de Catalunya más veteranos en materia de tratamientos con materiales marinos. Situado en primera línea de mar, este hotel tiene más de 2.000 metros cuadrados de modernas instalaciones con zonas diferenciadas como el centro de salud y medicina estética, la zona de talasoterapia, la de balneario y la zona Club Thalasso y gimnasio. El Hotel Colón es único y exclusivo en todo el territorio del Estado español ya que combina el agua de mar con el agua termal.
Los baños termales han sido a lo largo de la historia el principal atractivo del municipio. Desde los tiempos de los romanos-que llamaban el lugar Aquae Calidae-y, posteriormente, los árabes, gente de todas las épocas y culturas se han beneficiado de las aguas de Caldes.

Hotel Colon

Junto a la Plaça de la Vila hay unos baños termales que datan del siglo XIX y son los únicos de titularidad pública de toda Catalunya. Las aguas emergen de la fuente a una temperatura de 39 grados y son indicadas para la mesoterapia.
Tanto si os animáis o no a seguir algún tratamiento de talasoterapia, la riqueza del agua de mar es innegable y muchos científicos investigan sus propiedades para trasladarlas al sector farmacéutico. Sólo a modo de ejemplo, el veneno que desprenden algunos animales marinos combaten inflamaciones, y ya se ha demostrado que algunos tipos de algas del Caribe son capaces de cicatrizar heridas de una manera rápida y eficaz.

 

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.