plato
07 mar 2012 0 comentarios Fem Neu

Recomendaciones gastronómicas, para chuparse los dedos

Pasar unos días en las estaciones de esquí catalanas es mucho más que deslizarse por las pistas. Después de exprimir las horas de esquí, lejos de acabarse el día toca disfrutar de otro tipo de actividad. Una actividad más pausada y relajada, en torno a un buen plato de comida. Y es que deleitarse con la gastronomía de montaña es la mejor forma de reponer fuerzas y darle un capricho al paladar.

Las estaciones de esquí cuentan con una oferta gastronómica muy rica y variada. Cada comarca deleita a sus visitantes con los platos típicos de su cocina. Por eso, hoy compartimos las recomendaciones más sabrosas:

-  Pallars Sobirà: el cordero, el queso, el conejo, las setas, la col negra, el membrillo o la pera Cardós son  algunos de los manjares de la zona.

- Alt Urgell: la elaboración de productos lácteos es una de las actividades económicas más destacadas de la comarca. Si eres de los que aprecian esta tipo de alimentos, tienes una parada obligatoria en el Alt Urgell.

- Solsonès: sus embutidos hablan por si solos. Fuet, longaniza, butifarra blanca y negra… un poco de pan y ¡a comer!

- La Cerdanya: su plato estrella es el famoso trinxat. La col de invierno, la patata, y el beicon son los ingredientes principales.

- Vall d’Aran: quesos, carne a la brasa, la zona es muy rica en su cocina. Sin embargo, l’olha aranesa es el plato más típico y completo.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.