Castellfollit de la Roca_Callís
18 sep 2013 0 comentarios Redacció

Pueblos con encanto

Como dice el dicho popular “a veces lo que buscas está tan cerca que cuesta verlo”. Algo similar nos sucede con el turismo. Soñamos con visitar lugares lejanos, otros países, parajes recónditos o exóticos y no valoramos lo suficiente lo que tenemos en casa. Catalunya cuenta con un patrimonio histórico, arquitectónico y cultural de un valor incalculable. Pueblos pintorescos y con encanto como Cadaqués, Miravet, Besalú y Castellfollit de la Roca son otro de los grandes atractivos de nuestro país. Si aún no habéis tenido el placer de conocerlos, os animamos a descubrirlos.

Cadaqués

“El pueblo más bonito del mundo”. Estas palabras que tantas veces pronunció Salvador Dalí son la mejor manera de definir Cadaqués. El genio del surrealismo fue un gran embajador de este fascinante pueblo de pescadores de calles de piedra y casas blancas, que sedujo a un sinfín de personalidad entre las que encontramos a Eugeni d’Ors, Santiago Rusiñol, Federico García Lorca, Picasso, Miró y Truman Capote. El otoño es una época ideal para perderse en sus calas sin la avalancha de turistas de los meses de verano.

 

Imagen de Cadaqués desde la playa Es Sortell. Fotografía de Aleix Noguer.


Miravet

Las casas del núcleo histórico de Miravet que desde la orilla del río Ebro trepan por una colina coronada por un castillo ofrecen a los visitantes una imagen de postal. De este pueblo no os podéis ir sin cruzar el río con el último transbordador fluvial que funciona sin motor y sin visitar el Castillo de Miravet, de origen musulmán y reformado por los templarios en el siglo XII, desde el que obtendréis una espectacular panorámica del territorio ebrense

Imagen de Miravet. Fotografía de Vicent Borràs.

Besalú

Visitar Besalú es viajar a la Edad Media. La población es uno de los conjuntos medievales mejor conservados de Catalunya. Os recomendamos adentraros en Besalú por el Puente Viejo, uno de los monumentos insignia de la ciudad, pasear tranquilamente por sus calles adoquinadas impregnadas de historia y visitar el laberíntico barrio judío donde se encuentra el miqvé o baños. Tampoco os podéis perder el Monasterio de San Pedro, la Iglesia de San Vicente, el Hospital de San Julián y el Palacio de la Curia Real.

 

Imagen del Puente Viejo de Besalú. Fotografía del Ayuntamiento de Besalú.

Castellfollit de la Roca

La impresionante imagen de una población al borde del precipicio os dejará sin aliento. Castellfollit de la Roca descansa sobre un acantilado de basalto de más de 50 metros de altura y casi un kilómetro de longitud que ofrece unas vistas imponentes. Con una extensión de solo un kilómetro, Castellfollit de la Roca es uno de los pueblos más pequeños de Catalunya.

Imagen de Castellfollit de la Roca. Fotografía de Pep Callís.

*La imagen principal es de Pep Callís.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.