DSC_0659_destacada
25 mar 2013 0 comentarios Redacció

La danza de la muerte de Verges

Si hay una procesión de Semana Santa tradicional y a la vez original en Catalunya, esa es la de la población ampurdanesa de Verges, donde cada Jueves Santo se representa la Danza de la Muerte, la única que se ha mantenido vigente en Europa en el contexto popular.

No se conoce cuando empezó esta representación, en la que se involucra todo el pueblo, pero hay testimonios escritos del siglo XVII y cuadros de la época medieval.

El famoso cantautor catalán Lluis Llach, natural de Verges, dirigió el espectáculo entre 2009 y 2011 introduciendo los últimos cambios en la macabra danza que ha ido evolucionando desde sus orígenes pero manteniendo el aire tétrico.

Un momento de la danza. Fotografía de Tino Soriano

La representación arranca a las cinco de la tarde, con el desfile de manaies (soldados romanos) para recoger las imágenes distribuidas por el municipio que por la noche acompañarán el desfile.

Por la noche, a las diez, da comienzo en la plaza del pueblo la representación teatral del Misterio de la Pasión de Cristo, para asistir a la cual hay que adquirir previamente una entrada. A la medianoche los actores se trasladan a la iglesia desde donde empieza la procesión por las calles del municipio, durante la cual se representa la famosa Danza de la Muerte y otras escenas bíblicas del calvario de Jesús.

La crucifixión. Fotografía de Tino Soriano

En la Danza de la Muerte participan 10 personas divididas en dos grupos. Dos adultos y tres menores, disfrazados de esqueletos, llevan instrumentos simbólicos (guadaña, bandera, reloj sin manecillas y platitos con cenizas) y representan la danza, mientras que otros tres adultos y dos menores, ataviados con túnicas negras y máscaras de calaveras, forman la comparsa, que marca el ritmo con un tambor e ilumina con antorchas de petróleo a sus compañeros.

Este tipo de danzas se vinculan a las epidemias de peste negra que asolaron Europa en la Edad Media. La Muerte, con la bandera, nos avisa de que nadie se escapa de su Guadaña que puede aparecer a cualquier hora (reloj) y que acabaremos convertidos en cenizas.

http://www.laprocesso.cat/

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.