best_boitaull
20 mar 2013 0 comentarios Redacció

Imágenes de una temporada histórica

Las copiosas nevadas han sido las protagonistas indiscutibles de esta temporada hibernal en el Pirineo catalán. Se han registrado espesores históricos, con varios metros de nieve en las pistas que han permitido alargar la temporada más allá de lo esperado.

El único pero que se le puede poner es que en enero, las abundantes nevadas obligaron a cerrar algún día muchas pistas por el riesgo de aludes. Los equipos técnicos han trabajado a contrarreloj durante casi todo el mes de enero para que se pudieran abrir las pistas con la seguridad de los esquiadores garantizada.

Fotografía de Port Ainé

En enero han sido pocos los días en los que no ha nevado y ello ha convertido el Pirineo catalán en una postal preciosa. Las fotografías de las consecuencias de las nevadas han volado por las redes sociales, con multitud de comentarios.

Fotografía de La Vall de Núria

Esto ha permitido también a las estaciones organizar concursos fotográficos entre sus usuarios, muchos de los cuales no han necesitado motivación externa para sacar a relucir sus cámaras.

Fotografía de Baqueira Beret

Un buen ejemplo de la importancia de las nevadas es que Baqueira Beret ha registrado, en su cota 1.800, precipitaciones que han sumado más de once metros de espesor de nieve a principios de febrero, cantidad nunca vista antes en la estación aranesa.

Fotografía de Espot Esquí

Los cañones de nieve artificial, tan importantes en otros años, esta temporada apenas han tenido trabajo ante las abundantes nevadas registradas y se han podido abrir las estaciones más allá de Semana Santa. Si aún no has subido al Pirineo catalán, aún estás a tiempo!

Fotografía de La Molina

La imagen principal pertenece a Boí Taüll. Todas las imágenes han sido facilitadas por las estaciones de esquí correspondientes.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.