esqui_muntanya
29 feb 2012 0 comentarios Fem Neu

Hacer esquí de montaña con el material adecuado

Disfrutar de la montaña, la tranquilidad de la naturaleza y hacer un poco de actividad física es un gran placer. Hay muchas formas de hacerlo realidad, excursiones en bicicleta, caminando… y en invierno con los esquís de montaña. Hacer travesías de montaña sobre la nieve es un deporte con bastantes adeptos y cada vez se están mejorando más las técnicas y el material. Por eso, hoy, os queremos dar algún consejo sobre el material de esquí de montaña.

La ropa es uno de los elementos más importantes a la hora de hacer esquí de montaña. Para la subida se debe pensar que, si no hay temperaturas muy bajas se suele sudar, por eso es necesaria ropa de abrigo pero ligera y que permita sentirse cómodo tanto en el ascenso como en la bajada. Es recomendable un pantalón específico, con cierta elasticidad, así como gorro y guantes. Es, además, imprescindible, unas gafas con cristal de calidad, crema solar, mochila, agua, comida energética y un pequeño botiquín de primeros auxilios.

La primera característica a tener en cuenta con los esquís es buscar un equilibrio entre la ligereza y la polivalencia. Por otra parte, se recomienda que la altura de los mismos sea entre 5 y 35 cm más que la altura del esquiador, con mayor distancia para el deportista más experto. Además, es aconsejable obtener primero unos esquís polivalentes, para cualquier tipo de nieve y una vez se haya tomado técnica y seguridad con ellos, ya se podrán coger unos esquís más especializados.

La piel de foca es la tira larga de material sintético que se pega a la suela de los esquís y permite hacer el ascenso a la montaña sin deslizar hacia atrás. Hoy, todas son adhesivas. Es recomendable escoger aquellas que absorban poca agua y su anchura sea inferior a la del esquí, para que los cantos puedan trabajar de forma adecuada.

En cuanto a las botas, hay dos opciones: o bien escoger comodidad en el ascenso o bien rigidez para la bajada. En la primera pues, habría unas botas blandas y ligeras que permiten un ascenso cómodo y en la segunda, unas botas duras que hacen que la bajada sea al estilo más parecido al esquí de pista.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.