desayuno
11 ene 2012 0 comentarios Fem Neu

Comer bien para esquiar bien

Pasar un día esquiando o haciendo snowboard es muy exigente. Requiere fortaleza física porque se practica durante horas y por eso debemos ser conscientes de que debemos alimentarnos correctamente. Así podremos disfrutar al máximo de la jornada.

A menudo a primera hora de la mañana no tenemos mucha hambre porque nos acabamos de levantar, pero el desayuno es una de las comidas más importantes del día. Nos aportará toda la energía que gastaremos a lo largo de la jornada y nosotros os recomendamos una primer comida a base de hidratos de carbono, proteínas, grasas y minerales. ¿Y qué quiere decir esto? Pues pan, tostadas, cereales, galletas, leche, yogur, queso, mantequilla, frutas o zumos. Así podréis empezar con las pilas bien cargadas.

Todo el mundo quiere aprovechar el día al máximo, esquiar y hacer snowboard todas las horas posibles y por eso algunos evitan parar a media mañana. Por eso hay que llevar algo de comida encima, ya sea galletas, barritas energéticas o fruta. Pero es muy importante hacer esta parada para recuperar fuerzas y terminar el día al 100%.

Toda esta alimentación debe ir acompañada de una buena hidratación, beber a menudo, ya sea agua o bebidas isotónicas.

Una vez en casa, es recomendable hacer una merienda o cena consistente, para que el cuerpo recupere sus reservas y pueda volver a esquiar al día siguiente con las máximas energías.

Imagen: La Molina

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.