carnaval_sitges_portada
29 ene 2013 0 comentarios Redacció

Carnavales de Catalunya, tradición y espectacularidad

El carnaval, también conocido en Catalunya por Carnestoltes, es una de las fiestas más singulares y multitudinarias que se celebran en Catalunya. Cada pueblo tiene sus propias tradiciones o rituales y disfruta a su manera desde que la fiesta volvió a legalizarse tras la prohibición durante el franquismo.

La mayoría de carnavales de Catalunya empiezan el Jueves Lardero y se extienden hasta el Miércoles de Ceniza, periodo en el que la fiesta y los excesos están permitidos en la tradición cristiana, en contraposición al periodo que le sigue, la Cuaresma, época de abstinencia. En Catalunya la fiesta está presidida por el Rey Carnestoltes, “el rey de todos los tarambanas…”

La capital del Garraf, Vilanova i la Geltrú, acoge el carnestoltes más tradicional de toda Catalunya, que no se dejó de celebrar en el franquismo y que está considerado Fiesta Patrimonial de Interés Nacional por la Generalitat de Catalunya. El Domingo de Comparsas es el día grande del carnaval de Vilanova, en el que miles de personas desfilan por la ciudad al ritmo de las numerosas charangas y orquestas que ambientan la fiesta, destacando el momento de la llegada a la Plaza de la Vila, donde cada comparsa disfruta de la batalla de caramelos.

Carnaval de Sitges. Ayuntamiento Sitges.

También en el Garraf se celebra el carnaval más ‘brasileño’ de Catalunya, el carnaval de Sitges, cuyos actos más multitudinarios son las rúas nocturnas del domingo, Rua del Desenfreno, y la del martes, Rua del Exterminio. En ellas, más de 2.000 personas con sus ostentosos disfraces desfilan por las abarrotadas calles de la ciudad en una cuarentena de carrozas en las que reina el desenfreno.

Carnaval de Palamós.

El carnaval también se vive con especial ilusión en el Baix Empordà. Palamós organiza la Grandiosa Rúa del Carnaval la tarde del sábado y la fiesta continúa por la noche con el baile de disfraces que finaliza bien entrada la madrugada. Los de Platja d’Aro también son multitudinarios, con el Gran Pasacalle de Carrozas y Comparsas como acto principal.

Carnaval de Platja d’Aro. Ayuntamiento Platja d’Aro.

Solsona, ciudad de Gigantes, integra a estos personajes dentro de su Carnaval, en el que destaca también por su originalidad el acto de la colgada del burro -evidentemente, una representación de cartón o peluche del animal-.

Carnaval de Solsona. Associació de Festes del Carnaval de Solsona.

Una vez acabados la mayoría de carnavales de Catalunya empieza el de Olot, que se ha convertido en unas segundas fiestas mayores de la ciudad. Estos son sólo unos ejemplos de Carnavales originales o multitudinarios, pero cada localidad tiene sus propias tradiciones y la mayoría de ellos ofrecen información práctica en la página web municipal.

La fotografía principal corresponde al Carnaval de Sitges y ha sido cedida por su Ayuntamiento.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.