buceo_hielo0
07 ene 2013 0 comentarios Redacció

Bucea bajo hielo sin mojarte

Los submarinistas aventureros han de probar el buceo bajo hielo, una modalidad de inmersión en altura, que se realiza entre diciembre y marzo, que ofrece unas condiciones y recompensas totalmente diferentes a las del mar.

Submarinista debajo del hielo. Scuba 0.76

Aunque cueste de creer, el equipo que se utiliza impide que el submarinista se moje durante la inmersión. El traje seco aísla la piel y mantiene el calor corporal pese a los 10 grados a los que se encuentra el agua.

La inmersión bajo hielo, además del hándicap de bucear a menor presión atmosférica dada la altura a la que se realiza, permite disfrutar de un juego de luces y colores único provocado por los rayos de sol que penetran en el lago.

Submarinistas a punto de proceder a la inmersión. Busseing Pallars.

Las primeras inmersiones conocidas bajo hielo datan de principios del siglo XX, aunque ha sido a finales de ese siglo cuando se ha extendido su práctica, con la aparición de empresas que ofrecen estos servicios. En Catalunya hay dos: Scuba 0.76, que organiza inmersiones en lagos de las estaciones de esquí de La Molina y Vall de Núria; y Busseing Pallars, que hace lo propio en la comarca leridana del Pallars Jussà, cerca del Parque Nacional de Aigüestortes.

Para participar en esta aventura sólo hace falta ser mayor de 14 años y tener experiencia previa en submarinismo –se exige una titulación-. El equipo y el resto de requerimientos lo ofrecen las empresas, que hacen partícipes a los buceadores de toda la preparación y les explican los pasos a seguir para que, además de vivir una inmersión novedosa y segura, aprendan los entresijos de esta modalidad.

Submarinista debajo del hielo. Scuba 0.76

La fotografía de cabecera pertenece a Busseing Pallars.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.