Benedetta ok
15 jun 2012 0 comentarios Lídia Penelo

Benedetta Tagliabue: “Estoy enamorada de los paisajes catalanes”

El trabajo de la arquitecta Benedetta Tagliabue (Milán, 1963) se puede ver por todo el mundo. Socia del que fue su marido, el también arquitecto Enric Miralles (1955-2000), actualmente dirige el estudio Miralles-Tagliabue ubicado en el Pasaje de la Paz de Barcelona. De su cabeza ha salido del edificio del Gas Natural de Barcelona, ​​el Museo Zhang a Qian de China, la sede del Parlamento de Escocia, o la Primary School de Katmandú en Nepal, pero es en Montserrat donde sus ideas toman forma.

¿Qué es lo que más te interesa del patrimonio arquitectónico catalán?
Es un patrimonio que refleja una historia muy antigua e interesante y que además tiene un carácter muy definido respecto a esta historia. Por ejemplo, las casas más antiguas de Barcelona tienen fachadas muy discretas pero esconden unos interiores impresionantes.

¿Cuáles son los lugares de Catalunya que más has visitado?
Tengo poco tiempo para hacer turismo pero estoy enamorada de los paisajes catalanes, sobre todo cuando los pueblos se mezclan con la naturaleza. Voy a menudo a Montserrat, el Montseny y el Empordà, lugares que están a menos de una hora de Barcelona y que son como de otro mundo.

¿Estos paisajes han influido en tu manera de entender la arquitectura?

Creo que lo ha hecho sobre todo Montserrat, y ha sido a través de Enric, para él Montserrat era casi un mito secreto, y cuando dibujaba curvas o vueltas en el despacho siempre decía “hacemos Montserrat”. También me ha influido mucho la obra de Gaudí y Josep Maria Jujol, este último construía poco a poco, era muy humilde, y dejaba que el tiempo actuara sobre su trabajo.

¿Qué tienes en cuenta cuando tienes que combinar nuevos materiales con construcciones antiguas?

El tiempo, cuando con Enric trabajábamos en el proyecto del mercado de Santa Caterina en Barcelona, ​​más que pensar en materiales concretos pensábamos en tiempo. A nosotros aquello nos ocupó un par de años pero teníamos claro que debíamos tener en cuenta la historia del lugar, que nuestra intervención es una de las mil que se harán. Cuando se hacían las excavaciones allí salió de todo, restos  de una iglesia gótica, de la Barcelona romana … Otro aspecto que tuvimos en cuenta a la hora de pensar en el nuevo mercado de Santa Caterina es la diversidad de funciones que tiene el espacio, una característica que encuentro muy positiva.

¿Barcelona sigue una arquitectura sostenible?
Sí, es una ciudad muy equilibrada y la relación entre sus edificios es muy bonita. Hace unos años faltaban espacios verdes, pero se han hecho y también se han ganado muchos espacios públicos, y en este aspecto Barcelona es un buen referente para el resto del mundo.
¿Es un buen momento para la arquitectura catalana?
La calidad es altísima, la lástima es que la situación económica actual no permite ejercer. Los arquitectos tenemos que ir donde hay trabajo y ahora nuestro cliente es el mundo, aquí sólo se puede trabajar desde el punto de vista teórico.
¿En qué proyectos estás trabajando?
Tenemos un proyecto muy bonito, una gran facultad de económicas en el centro de Shangai.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.