termes_orion
28 dic 2012 0 comentarios Redacció

Balnearios catalanes: mucho más que termalismo

Los balnearios suelen asociarse a escapadas románticas en pareja, pero la continua modernización y ampliación de servicios de los complejos catalanes ha permitido diversificar la oferta y hacerla muy atractiva para cualquier tipo de viajero, más allá de las aguas medicinales. Desde escapadas solitarias para descubrirse a uno mismo a convenciones o reuniones empresariales.

La mayoría de balnearios catalanes se encuentran dentro o anexos a hoteles que disponen de grandes salas o jardines donde poder celebrar reuniones de trabajo. El amplio abanico de ofertas que hay en Catalunya permite adaptar las necesidades al espacio, pues hay balnearios que tienen salas con capacidad reducida y otros que pueden llegar a albergar a 400 personas. Los hoteles disponen de servicios de atención personalizada para la gestión y organización de los actos y abren las instalaciones termales para complementar las jornadas de trabajo ofreciendo relax y bienestar.

Sala de reuniones del Balneario Termes Victoria.

Estas salas o jardines también pueden utilizarse para bodas o ceremonias. Qué mejor sitio que un balneario, con su arquitectura única y su ambiente relajado, para contraer matrimonio. Los invitados pueden disfrutar de una relajante jornada en las aguas termales el día después de las nupcias y volver como nuevos después de asistir a una celebración tan importante.

Salón Lotus Blau del Balneario Termes Orion

Los más jóvenes también tienen su sitio en los balnearios

Desde este verano, y gracias a un acuerdo de las partes implicadas, los jóvenes europeos que disponen del carnet joven podrán disfrutar de una estancia en cualquier balneario catalán con un descuento que puede alcanzar el 40% del precio del servicio.

Otra manera de disfrutar de un balneario es en familia. Algunos complejos ofrecen packs familiares, que pueden incluir servicio de canguro y menús infantiles especiales para que los niños disfruten mientras sus padres se relajan  y desconectan.

Además, en los balnearios catalanes también se pueden realizar actividades paralelas, como  rutas en bicicleta, excursiones por paisajes inigualables, actividades acuáticas o invernales, visitas a los pueblos más relevantes de la zona… que pueden convertir la estancia en una experiencia emocionante.

Los circuitos termales te dejarán como nuevo. Hotel-Balneario Vila de Caldes.

Tiempo para uno mismo

¿Necesitas tiempo para ti mismo, para trabajar en calma, para reflexionar o para desconectarte del estrés de la ciudad? No lo pienses más y acude a un balneario catalán, donde encontrarás la paz que buscas y experimentarás sensaciones únicas, tanto en verano como en invierno. Hay actividades orientadas al usuario específicas de cada estación, para que la estancia sea lo más placentera posible todo el año.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.