Tratamiento
04 ene 2013 0 comentarios Redacció

Après Ski: la actividad no acaba con el cierre de remontes

Cuando se cierran las estaciones de esquí catalanas, si todavía quedan fuerzas, hay un sinfín de opciones para continuar disfrutando de la jornada. Visitas turísticas, relax, deportes de aventuras, fiesta, gastronomía… El descanso es una opción, pero no una obligación. Desde el bloc queremos proponeros diferentes opciones para cada estación, aunque no son únicas ni exclusivas, sólo una sugerencia que esperamos que os interese.

La mayoría de esquiadores buscarán relajarse tras un intenso día de descenso y eso es precisamente lo que podrán hacer en el Spa Augusta de la estación de Boí Taüll, donde la atención personalizada y los numerosos tratamientos ofertados les permitirán disfrutar mientras descansan.

Entre Boí Taüll y Espot Esquí se encuentra el Parque Nacional de Aigüestortes -el único de Catalunya-, un paraje precioso con especies protegidas que constituye un ejemplo maravilloso de paisaje natural de montaña.

Parque Nacional de Aigüestortes.

Si lo que se busca es acción, en Sort, a cuatro quilómetros de Port Ainé, hay hípicas que organizan paseos a caballo. Si prefieres una experiencia más cómoda, en La Molina las máquinas pisa nieves te llevarán de excursión nocturna, una manera diferente y original de conocer la montaña. Y otra opción no menos exótica la podemos encontrar en el Aeródromo de la Cerdanya, cerca de Masella, desde donde las noches de luna llena se ofrecen viajes en globo.

Cerca de la estación de Port del Comte se encuentra el pequeño y precioso municipio de la Coma i la Pedra, que cuenta con un importante patrimonio románico que merece la pena conocer. En Vall de Núria es obligatoria la visita al Santuario de la Virgen de Núria, un santuario mariano de raíces y tradiciones antiguas, donde se celebra un ritual de fertilidad muy curioso.

Si el cuerpo pide marcha, la vida nocturna de la estación de Baqueira Beret tiene mucha fama, aunque no todos acaban la jornada con fuerzas para disfrutarla. Hay tres zonas para salir de copas, Baqueira, Vielha y Arties, en las que la oferta es variada y para todos los gustos.

Y, aunque no lo hayamos mencionado, la cocina catalana de montaña es un placer que no se puede dejar de probar y que se puede encontrar en la mayoría de restaurantes cercanos a las estaciones.

Publicar un comentario

* Campos obligatorios.
Los comentarios de este BLOG están moderados por su autor.